Blank Passport And Camera With US Dollars On Wood Table ( Filter

Muchos de los nos dedicamos a la fotografía de manera profesional, sabemos que este negocio, al ser en la mayoría de ocasiones estacional, puede que nos sitúe en situaciones no muy cómodas, económicamente hablando.

No hay nada malo en ello, ya que es en los momentos difíciles cuando uno tiende a ser más creativo, pero lograr una estabilidad económica estable es lo que a todos nos gustaría para así poder sobrellevar mejor esas épocas del año que podríamos denominar de sequía.

Lo mejor que puedes hacer durante estas fases de falta de trabajo es ser constante y no tener miedo a experimentar con cosas nuevas. Realmente uno puede experimentar con casi todo lo que nos rodea; muchos fotógrafos se animan a probar géneros nuevos, y disfrutan del aprecizaje que conlleva ser principiante en algo. Otros, sin embargo, prefieren desafiarse a sí mismos en su propio terreno y especializarse aún más en el género que supone su fuente principal de ingresos. Esta segunda opción es la que personalmente recomendaría, pero independientemente de la opción que escojas, hay muchas oportunidades que te ayudarán a ganar algo de dinero extra y crecer como artista. Y es que es a través de la experimentación que descubrirás nuevas formas de trabajar, aprender y crear.

Aquí te dejo 5 maneras de ganar algo de dinero extra con la fotografía.

Boy With Dogs

1. Nuevos géneros

Como te comentaba, una de las salidas más comunes para ganar dinero es ampliando nuestro círculo de acción. A continuación paso a citar los géneros más comunes.

Fotografía de personas

  • Maternidad
  • Parto
  • Newborn (recién nacidos)
  • Bebés
  • Smash cake (1er cumpleaños)
  • Parejas
  • Bodas
  • Familias
  • Moda
  • Boudoir
  • Fine Art
  • Headshots (primeros planos)
  • Colegios
  • Eventos
  • Música
  • Deportes
  • Retratos corporativos

Fotografía de cosas

  • Comida
  • Arqutectura
  • Animales
  • Viajes
  • Productos
  • Inmuebles
  • Aérea y drones

Estas ideas podrían ser muy útiles tanto si estás buscando un modo de iniciarte en la fotografía, cambiar tu dirección actual, o simplemente agregar una nueva corriente de ingresos a tu negocio.

Young Happy Couple In Love Outdoors

Pero lo más difícil quizás, es decidir qué hacer realmente. ¿Cuál es la mejor opción? ¿Elegir un género que esté de moda? ¿O ir con algo más tradicional?

Por supuesto, no puedo decirte qué hacer. Pero puedo darle un consejo. Elije maneras de hacer dinero con la fotografía que se acerquen a aquello que te gusta. Cuanta más pasión y energía impliques en tu trabajo, más éxito encontrarás. Así que mientras lees la lista, pregúntate, ¿qué es lo que realmente me interesa? ¿En qué podía pasarme años trabajando? Si algo despierta una emoción en ti, comienza a investigar para obtener más información. Quién sabe si al final este cambio, puede suponer un nuevo rumbo para tu negocio.

2. Fotografía de Stock

La fotografía de stock puede no ser el trabajo más rentable, pero es una gran manera de generar ciertos ingresos de forma constante, siempre que tú también lo seas. La fotografía de stock, puede ser tan simple como contribuir a través de páginas como ShutterStock123RFFotolia o DreamsTime. Los fotógrafos ganan unos pocos céntimos por sus contribuciones (pero, a largo plazo, pueden ir sumando una gran cantidad), mientras que los contribuyentes más constantes pueden ganar cientos de miles.

Homemade Lemonade With Fresh Lemon And Mint

3. Imparte un curso o taller de fotografía

Si eres fotógrafo profesional con una firme experiencia a tu espalda, podrías plantearte compartir tu conocimiento con los que están empezando o quienes quieran mejorar y/o perfeccionar su técnica. Si hay algo que (casi)  a todos nos gusta, es la fotografía. Por razones como ésta, redes sociales como Instagram o Pinterest son tan populares. En los tiempos que corren ya el término "consumir fotografía" se nos queda corto, y quizás debamos usar "devorar fotografía" para explicar de mejor manera el boom que ha supuesto para la fotografía la llegada de los teléfonos inteligentes.

Debido a este gran aumento de aficionados a la fotografía, no es mala idea plantearse ganar un dinero extra de este modo. Como en todo, según lo hagas, hablarán de ti, así que te daré unos pocos consejos que de seguro te ayudarán si tomas este rumbo.

Utiliza las redes sociales para publicitarte

Cuando me refiero a utilizar las redes sociales como medio para publicitarte no hablo sólo de crear campañas publicitarias, sino utilizar la infinidad de grupos especializados que existen para compartir tus publicaciones.

Ofrece descuentos si acuden acompañados de un amigo

La mayoría de los talleres, como es lógico, no tienen unos precios que sean asequibles para todo el mundo. Aprender directamente de alguien con mejor técnica y más experiencia es muy productivo, y como tal es algo que se debe pagar en consecuencia. Muchos fotógrafos en sus inicios, se encuentran en la tesitura de elegir entre gastar gran parte de sus ganancias en formación o dejar pasar la oportunidad para más adelante. A veces un descuento, acompañado de la emoción de asistir a un taller acompañado de un amigo puede suponer el empujoncito necesario para tomar la decisión.

Limita las clases a 10 alumnos

Una de las cosas que más valoran los alumnos es que la formación se realice en grupos reducidos. Aunque en general un grupo más nutrido no tiene porque suponer un problema, es cierto que de producirse algún tipo de dificultad, lo primero que se hará de forma inconsciente es culpar al número de alumnos de este problema. Al mismo tiempo un número reducido de alumnos te va a permitir darles un trato más personalizado, cosa que agradecerán mucho, sobretodo a la hora de resolver posibles dudas.

Habla de tus inicios

Comparte tus antecedentes en fotografía con la clase y comenta algunas experiencias personales de tu aprendizaje como fotógrafo. Comparte algunas de tus imágenes favoritas y explica cómo obtuviste esa toma, qué ajustes utilizaste, etc ...

Demuestra con confianza

Si vas a ponerte a hablar delante de una clase, debes hablar con seguridad. No hay nada que infunde menos confianza que una persona que dude de sí misma.

Provee al grupo de todo lo necesario

Preocúpate de ofrecer aparte de una buena exposición, buen material que llevarse a casa. Al final es lo que hará que la gente se mantenga con la emoción y motivación propias a la salida de un taller durante más tiempo.

Crea un grupo de apoyo en Facebook

Una de las cosas que más valoran los alumnos es poder recibir ayuda una vez concluido el workshop. Durante la clase, los alumnos se verán saturados de información, muchos de ellos, como es lógico, acabarán confundiendo o mezclando las explicaciones dadas ese día, por lo que la posibilidad de poder plantear sus dudas días, semanas o incluso meses después, es un aliciente importante.

4. Retoca para otros fotógrafos

Ofrece servicios de retoque desde tu propio lugar de trabajo. Hoy en día trabajar para otros desde casa es posible gracias al uso de Internet. No hay nada que nos de más estrés que las horas que pasamos tras el ordenador editando las fotos de nuestros clientes. Para muchos compañeros, encontrar a alguien experimentado que pueda ayudarles a rebajar un poco la carga de trabajo, es un ideal. Todos mis compañeros de profesión que tienen a alguien trabajando para ellos coinciden en que esa ayuda extra, les ha supuesto un antes y un después en sus carreras.

5. Vende tus acciones y/o presets

Otro modo de ganar un dinero extra con tus habilidad tras la pantalla del ordenador, pasa por compartir tu propio flujo de trabajo, para que otros fotógrafos se puedan beneficiar de ello. En los países de habla hispana no se suele ver con demasiada frecuencia, y es algo que esta muy demandado ya que en numerosas ocasiones, las acciones de Photoshop que nos venden, no funcionan correctamente con el idioma de nuestra instalación de Photoshop, lo que dará un incentivo extra a los que quieran editar sus fotos mediante el uso de acciones de terceros.

Young Beautiful Hipster Woman In A Flower Field At Sunset. Freed

A estas alturas puedes estar preguntándote por dónde empezar, después de todo, hay tantas opciones y (aparentemente) tan poco tiempo, que uno no sabe que rumbo tomar. Pero la verdad es que no hay fórmula para la experimentación y el crecimiento creativo. Empieza en cualquier parte pero con decisión y constancia. Deja ir las dudas, las preocupaciones y el escepticismo y verás que una vez que superes la parte más dura (el principio) descubrirás un nuevo mundo, que irá llenando de creatividad tu día a día, con lo cual poco a poco te irán llegando más oportunidades, y en definitiva una fuente de ingresos extra que es lo que todos perseguimos.