El gobierno de Kuwait ha prohibido el uso a aficionados a la fotografía de cámaras réflex digitales en público, de acuerdo a un número creciente de informes por parte de los ciudadanos.

A principios de esta semana el diario Kuwait Times informó de que el Ministerio de Información, Ministerio de Asuntos Sociales y el Ministerio de Hacienda considera que la fotografía debe ser utilizado solamente “para fines periodísticos”. El periódico sugirió que el uso de cámaras réflex digitales (DSLR) en público por personas que no sean periodistas ha sido prohibido.

Añadió:

Lo que suele ocurrir es que una cámara negra grande tiende a preocupar a la gente y tomar fotografías de un desconocido no parece un problema si se utiliza una cámara más discreta o incluso un teléfono móvil.

Ésta situación nos deja por partes afectadas, por un lado los turistas y por la otra los residentes que tienen la fotografía como afición. Lo peor de todo es que no hay protestas por parte de los ciudadanos. La sociedad kuwaití es por lo general conservadora, al menos mientras residan allí, por lo que lamentablemente se descubrió que la mayoría de la población del país aplaude dicha prohibición.

Después de lo que está pasando en el Reino Unido, donde ya es habitual el hecho de que fotógrafos sean parados en la calle por la policía por realizar fotos, no es de extrañar que otros países sigan sus pasos. Yo por suerte nunca he tenido este tipo de inconvenientes, pero si que le afectan a uno de forma indirecta, uno ya no sabe cuando viaja a lo que se expondrá.

¿Y a ustedes? ¿Les ha pasado algo parecido?