CFTodos hemos sido testigos de como cada día aumentan las capacidades y prestaciones de los dispositivos de almacenamiento. La velocidad de lectura y escritura es también una de las claves del éxito sobre todo cuando hablamos a un nivel profesional, donde la inmediatez tiende a ser casi necesaria. Hoy SanDisk, Nikon y Sony, han anunciado que pretenden trabajar conjuntamente en el desarrollo de una serie de especificaciones, que mejorarían las actuales tarjetas de memoria tipo CompactFlash. Dichos avances responden a las necesidades futuras de la fotografía profesional y al mercado de video en alta resolución (HD). La nueva propuesta fue presentada ante la CompactFlash Association (CFA), con la intención de estandarizar el formato de la CompactFlash.

Las principales mejoras que proponen son las siguientes:

  • Aumentarla tasa de transferencia hasta unos 500 megabytes por segundo, gracias a la incorporación de la interfaz PCI Express.
  • Reducir el consumo de energía mediante un nuevo sistema de escalado de energía.
  • Aumentar significativamente la capacidad máxima teórica por encima de los 2 Terabytes.

Se deja entrever que todos estos cambios están enfocados a los nuevos modelos de cámaras réflex con altas resoluciones y posibilidades de grabación de video HD, por lo que se sospecha que éstas marcas incorporarán en sus cámaras de gama alta este tipo de tarjetas. Estaremos a la espera del veredicto de la CFA.