“100 faces of London”, es un proyecto del fotógrafo checo, afincado ya hace más de 40 años en Londres, Milan Svanderlik. El proyecto está inspirado en la mezcla de culturas, tradiciones y habitantes, así como en sus expectativas, su fe y deseos. Así tras un período de planificación, procedió a retratar a cien londinenses con edades comprendidas entre los 20 y los 100 años, representando un amplio espectro de los grupos étnicos que conviven en Londres.Milan Svanderlik

Así nos lo cuenta su propio autor en la web:

“100 Faces of London” was conceived only after many years of observation and reflection and, once adequate funds and time had been identified, it took some further months to explore what might be called the most suitable ‘photographic paradigm’ (lighting, lens, background etc) which would accommodate a very wide range of skin tones, yet maintain the coherence and uniformity required for a large sequence of images. The project was finally launched at the beginning of 2010, with photography commencing in February of that year; it was completed within twelve months, with the last image having been captured in January 2011. The intention, realised through the pre-determined paradigm, was to create images of Londoners, quite formal portraits, where nothing, especially not the photographic technique, would detract from, or interfere with, the actual face itself. Thus, all 100 images were captured using a Canon EOS 5D Digital camera, one simple light source, a single fixed-focus lens (a rather special Canon EF 85mm f/1.2L II) and a neutral uniform background. Quite deliberately, the lens was set at a wide aperture (f 4.0) creating a very shallow depth of field; this allowed the eyes to be kept pin sharp with the rest of the face drifting softy out of focus. The images were taken in maximum-resolution ‘RAW’ format. They were then subject to only minimal digital intervention via Apple Aperture and Adobe Photoshop software.

Traducción:

“100 caras de Londres” fue concebido después de muchos años de observación y reflexión y, una vez que los fondos y el tiempo fueron concretados, me tomó unos meses explorar lo que se podría llamar el más adecuado “paradigma fotográfico “(iluminación, lentes, fondo, etc) que pudiese adecuarse a un amplio rango de tonos de piel, pero manteniendo la coherencia y la uniformidad necesaria para una gran secuencia de imágenes. El proyecto fue lanzado finalmente a principios de 2010, iniciando en febrero de ese mismo año, la toma de fotografías, se completó dentro de los siguientes doce meses, siendo la ultima imagen capturada en enero del 2011. La intención, conseguida por el paradigma determinado anteriormente, era la toma de imágenes de los ciudadanos, retratados de un modo formal, donde nada, en especial la técnica fotográfica, iría en detrimento, o interferiría con, el propio rostro. Por ello, las 100 imágenes capturadas estaban utilizando una cámara Canon EOS 5D Digital, una simple fuente de luz, una sola lente de foco fijo (en concreto el Canon EF 85 mm f / 1,2 L II) y un fondo neutro uniforme. Deliberadamente, el objetivo se fijó en una gran apertura (f 4.0) para la creación de una muy poca profundidad de campo, lo que permitió mantener gran nitidez en los ojos, volviéndose el resto de la cara más suave a medida que se salía de foco. Fueron las imágenes tomadas con la resolución máxima en formato “RAW”. Luego fueron sometidas a sólo una mínima intervención digital con Apple Aperture y Adobe Photoshop.